Auge de “Chemsex” entre los gays

Diversas ONG que colaboran en la prevención de sida han alertado ante el aumento del consumo de drogas especializadas entre la población gay con el fin de mantener relaciones sexuales, una moda que se inició en Estados Unidos y que ahora se ha extendido a todos los países desarrollados, incluído España. La nueva moda se la conoce con el nombre de Chemsex.

relaciones sexuales gays

Las relaciones gays iniciadas con el fin de mantener relaciones ocasionales es cada vez más frecuente favorecido por los cientos de chats y de webs de orientadas a impulsar contactos de chico busca chico ya que la sociedad cada vez es más permisiva con este tipo de relaciones entre personas del mismo sexo y no como hasta hace poco que estaban estigmatizadas e incluso acosadas por muchos sectores de la sociedad.

Las drogas que se utilizan provocan una desinhibición y ayudar a tener largas sesiones sexuales pero con graves consecuencias para la salud de los consumidores, aunque es cierto que el consumo por parte de algunos sectores de la población gay siempre se ha dado en los últimos años ha aumentado de forma exponencial esta tónica de una forma  totalmente irresponsable.

Las repercusiones sanitarias son especialmente virulentas porque favorecen la expansión del sida así como otras enfermedades de transmisión sexual o el contagio del virus de la hepatitis.

El auge de esta nueva moda tiene que ver con el uso masivo de la app para móviles, ya existe la tecnología que posibilita ampliar las posibilidades de entablar relaciones personales y sexuales entre miembros del colectivo homosexual (y también heterosexual)

Es habitual que estas prácticas de sexo grupal entre personas que previamente no tenía ningún tipo de relación, se lleve a cabo sin usar ningún tipo de protección sexual, donde en ocasiones está hasta mal visto el uso del preservativo por las que las posibilidades de contagio de infecciones sexuales e muy elevado.

En España solo se han producido casos puntuales de salud pública pero en ciudades como Londres ya es un fenómeno que preocupa a las autoridades sanitarias.

 

Fuente: El confidencial

Deja un comentario