microcreditos


El origen de los microcréditos está en los países en vía de desarrollo y enfocados a préstamos de pequeña cuantía que se realizan a personas que por sus condiciones personales y económicas no pueden acceder al préstamo otorgado por la banca tradicional.

En nuestro espacio web: intereses a plazo fijo nos detenemos en otra vertiente que se ha exportado a Europa procedente de dichos países con el afán de dar impulso a sectores de población que no disponen de un mínimo de recursos pecuniarios pero sí que disponen de una idea empresarial.

\r\nEsta otra definición o variante que debemos conocer de los microcréditos es la que se lleva a cabo dentro de la obra social de determinadas entidades bancarias, como por ejemplo, Caixagalicia, que han puesto en marcha un proyecto para ayudar a personas emprendedoras y que no cuentan con una solvencia importante en cuanto a garantías y avales.

El destino de este pequeño préstamo es asentar una línea de negocio que se creó de forma totalmente informal por parte del peticionario o dejar atrás la condición de desempleado mediante el autoempleo.

Las cantidades prestadas van desde los 2.000 euros hasta los 15.000 euros e incluso hasta alguna entidad bancaria llega a préstamos de 25.000 euros.

Rondando el tipo de interés para la devolución del 4%.

Uno de los requisitos o documentos a presentar para solicitar los microcréditos es un plan de empresa, para confeccionar dicho plan puede contar con la colaboración de forma desinteresada de organismos públicos como Ayuntamientos, Ventanillas únicas de las Cámaras de Comercio, Confederaciones empresariales, etc.

EL microcrédito es uno de los términos bancarios y financieros que más se está usando en estos tiempos de crisis y sobre todo dentro del marco del desempleo femenino, que es uno de los sectores más castigado por la actual situación financiera.

Mucha gente a los minicreditos les denomina créditos rápidos o préstamos personales o incluso minicreditos online